Compartir

Viajar y descubrir lugares nuevos te permite combinar esta pasión con cualquier otro hobby que tengas. Uno de ellos es la fotografía. Personalmente no soy capaz de salir de casa sin mi cámara, pues nunca sé que cosas y sitios impresionantes puedo encontrarme.

Al volver de mis travesías repaso las fotos y selecciono las mejores. En el proceso me pongo nostálgico pues recuerdo los mejores momentos y lo mucho que disfruté.

Una de las cosas que más me gusta es acudir a un mirador y tener una panorámica de cine. En el mundo hay muchos y muy buenos, pero te recomiendo los siguientes. Rincones que hay que visitar una vez en la vida.

1. Mirador de Geiranger, Noruega

Este mirador está ubicado en uno de los fiordos más importantes de Noruega, además de ser reconocido como uno de los más hermosos. Tanto el pueblo como el entorno natural son dignos de película.

El fiordo está reconocido como Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO debido a la sorprendente y fantástica creación de la naturaleza.

Una sucesión montañosas con riscos, bancos de niebla y fantásticos saltos de agua que lanzan cascadas con un sonido espectacular.

2. Calton Hill, Edimburgo

Carton Hill también forma parte del Patrimonio de la Humanidad de la UNESCO y es el mejor lugar que tiene Edimburgo para visualizar la ciudad y todos sus alrededores.

Desde allí las vistas son espectaculares donde puedes apreciar lugares de máximo interés de la ciudad como el Castillo de Edimburgo, el Palacio de Holyroodhouse, el risco de Arthur’s Seat, New Town y Princes Street.

Te recomiendo que vayas a cualquier hora del día, pues tanto de mañana como de noche la panorámica es increible. Cada 30 de Abril se reunen personas de toda la ciudad para celebrar el Festival del Fuego y la llegada de la primavera. Una tradición muy peculiar que si puedes no debes perderte.

3. Five Fingers, Alpes Austriacos

Desde este mirador obtienes las vistas más impresionantes de los Alpes. Prepara la cámara porque sacarás un sinfín de instantáneas que te dejarán maravillado.

Su nombre deriva de la forma de mano del mirador, con una estructura y diseños muy peculiares que llaman mucho la atención. La sensación es muy sobrecogedora pues estás a más de 2000 metros de altura, estando la plataforma suspendida al aire con 400 m distancia sobre el suelo.

Uno de los dedos está acristalado para que puedas ver el fondo y superar tus medios. No te preocupes porque hay seguridad suficiente para que no te pase nada. Eso si, no hagas locuras ni juegos.

4. Edificio Burj Khalifa, Dubai

La peculiaridad de este mirador así como sus vistas es su altura pues estás en uno de los edificios más altos del mundo. Por lo tanto no hay nada que se pueda comparar.

He de reconocer que el paisaje no es de los más espectaculares pero ofrece una imagen muy pecular para retratar con tu cámara. Y es sin duda el contraste de una ciudad como Dubai que te dejará tremendamente sorprendido. La mezcla entre desierto y una ciudad ultramoderna.

Rascacielos, piscinas, hoteles, centros comerciales y un sinfín de edificios vanguardistas rodeados por la sequedaz y claridad de un desierto único. Eso si, la puesta de sol es de las más bellas que te puedes encontrar.

5. Mirador Shiroyama, Japón

El pueblo de Ogimachi está consdierado Patrimonio de la Humanidad desde hace 20 años. Una fantástica zona que mezcla el corazón de la naturaleza japonesa con las típicas casas tradicionales. Un lugar alejado de las grandes y modernas ciudades, conservando todo su encanto original.

La mayoría de estas casas son de madera y paja, como se realizaban antaño. El mirador se encuentra al lado y desde él puedes observar esta impresionante panorámica.

En invierno todo queda completamente nevado proporcionando un nuevo paisaje para nuestra cámara. A veces cuesta distinguir si estamos en Japón o en cualquier rincón del norte de Europa.

6. Mirador de Mrs Macquarie’s Chair, Sydney

No lo voy a negar, Sydney es una de mis capitales favoritas de todo el mundo. Un lugar que para mi tiene un encanto especial y que me provoca sentimientos únicos cada vez que voy.

Las vistas son tremendamente increibles, observando toda la bahía con el Puente y la Opera House acompañados del mar y los altos edificios. Te recomiendo que vayas de noche, cuando se encienden las luces y te proporcionan un efecto espectacular.

Además, las luces de los edificios quedan reflejadas el mar creando un paisaje maravilloso, donde la magia impregna todo.

7. Gran Cañón del Colorado

Este sobrecogedor lugar se encuentra en el Parque Nacional del Gran Cañon en el norte de Arizona. También está considerado Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO. Se formó por culpa del río Colorado, el cual excavó durante millones de años el terreno, creando la forma que tiene en la actualidad.

Hay numerosos salientes en los que podrás coger tu cámara y apreciar el impactante cañón. Podrás sacar numerosas fotos para el recuerdo y para disfrutar de cada momento. Una marea de tierra roja que quedará reflejada en cada disparo.

Si no quieres aventurarte demasiado existe un mirador oficial en forma de herradura. Aunque te juntarás con numerosas personas que no te aportarán la tranquilidad del resto de lugares.

8. Mirador de las Cataratas del Iguazú, Argentina y Brasil

Entre estos dos países se encuentra esta maravilla de la naturaleza., en una zona protegida formada por el Parque Nacional de Iguazú. Además de ser Patrimonio de la Humanidad está considerada como una de las 7 maravillas naturales del mundo.

Allí está la Garganta del Diablo, uno de los saltos de agua más espectaculares que existen en el planeta. No te olvides de la cámara y empieza a sacar fotos como loco pues no encontrarás nada igual.

Además el lugar es fantástico para dar largos paseos, recorriendo y maravillándote a la vez. Sin duda una experiencia que merece la pena y de la que no te arrepentirás.

9. Machu Picchu, Perú

Viajar a este lugar no es sólo tener una imagen preciosa o un paisaje único para la cámara. Es realizar toda una aventura para alcanzar la ciudad perdida.

Una experiencia gratificante y magnífica que te invita a descubrir uno de los lugares más enigmáticos y hermosos del planeta.

Alcanzar la cima atravesando las montañas para luego llegar a las ruinas incas, viendo como está alineado de una forma excepcional. Y ese momento debe ser inmortalizado con la mejor de todas las fotografías de una de las 7 maravillas del mundo.

10. Glacier Skywalk, Canadá

Ubicado en el Parque Nacional Jasper en Alberta te deja impresionado por la dificultad que requiere la construcción de la estructura. El suelo es de cristal y ofrece una sensación muy excitante.

Te encuentras sobre 280 metros de altura donde puedes apreciar el valle y los glaciares de las montañas rocosas. Un viaje hasta él contemplado toda la flora y fauna del lugar.

Las vistas son espectaculares y merecen mucho la pena. En invierno el mirador se convierte en un lugar mágico. Y de noche, apreciar las estrellas en ese entorno es algo indescriptible.

 

Compartir
Artículo anterior10 impresionantes Parques Nacionales en España
Artículo siguiente10 lugares para visitar en Galicia
Viajar es una de mis grandes pasiones, la cual me permite conocer rincones del mundo inolvidables. Me gusta compartir experiencias y dar consejos para que tú también puedas hacerlo de la forma más económica posible.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here