Compartir

Viajar por el mundo cuando no se dispone de mucho dinero es posible. Una de las maneras es que te desplaces haciendo autostop. Aunque no lo creas, es una práctica que funciona. Lo importante, es que tengas confianza en ti mismo, en tus capacidades y en la aventura que te espera. Lo demás, vendrá rodado. Creer en la amabilidad de los demás te hará vivir una experiencia única. Si quieres hacer autostop, ¡hazlo!

La primera vez que hagas autostop no tiene porque ser un viaje corto, aunque este tipo de viajes serán los mejores para que te adaptes a la rutina, a las emociones que sentirás y a todo aquello que te espera por delante. Puedes practicar con un viaje a la ciudad más cercana. Decide a donde quieres ir, la mejor carretera para ello, camino un poco y en un lugar seguro y con buena visibilidad levanta tu pulgar. Al principio te sentirás como si fueses el centro de atención, pero al cabo de un rato te acostumbrarás y ya no te importará, sólo con la concentración puesta en parar a un vehículo.

Hay una regla principal para hacer autostop: “En cualquier lugar ahí fuera siempre hay alguien que te llevará”. La cuestión es cuando va a suceder, pero ya sabes, el tiempo es relativo, asique no te desesperes y mantente concentrado.

En las siguientes líneas te mostraré unos consejos fundamentales e imprescindibles para hacer autostop. Siempre hay que tenerlos en mente cuando se va a emprender un viaje.

Viaja por rutas muy frecuentadas

En una carretera por la que no viaja nadie, que no tiene tráfico, es practicamente imposible que alguien te recoja. Sólo tienes que pensar cuales son los tramos de mayor circulación que conectan ciudades y pueblos. Por donde están los aeropuertos o las zonas industriales. En esos entornos el número de vehículos es mucho mayor. En cualquier caso debes tener en cuenta que mucho de los conductores pueden ser gente local que hace trayectos de poca distancia.

Lleva contigo un buen mapa

Siempre tienes que saber a donde quieres ir. Además es muy recomendable que las gasolineras estén marcadas en el mapa. No tiene que ser un mapa de una ciudad sino uno de carreteras. Trata de que sea lo más cómodo posible pues lo vas a utilizar con bastante frecuencia. Que no sea uno de esos que caben en una mesa grande. Una buena opción son los mapas que vienen en libros pequeños. Recuerda que en las gasolineras siempre venden mapas del país o de la región donde te encuentras.

De todas formas puedes sacar una foto con tu cámara o con tu móvil para tener siempre a mano las routas. Si en el dispositivo telefónico tienes internet siempre puedes cargar las carreteras en la aplicación para ello. ¡Google maps es un gran aliado!
Busca un lugar seguro con buena visibilidad

Aunque el autostop puede llevarse a cabo desde cualquier lugar lo mejor es estar en un lugar donde los coches puedan verte desde lejos y puedan parar de forma segura para recogerte. ¡Seguro que no quieres ser atropellado! Pues sin duda es el mayo peligro de hacer autostop. Lo mejor es crear un espacio donde pueda estacionar y estés completamente seguro, sin que eso provoque ningún problema a los conductores que vienen por detrás. Es una cuestión de respeto y seguridad, pues el conductor puede sufrir un accidente sino se hacen las cosas de forma correcta.

Mantén siempre una actitud positiva

Es muy fácil aburrirse o sentirse frustrado mientras esperas por alguien que pueda llevarte, pero recuerda que una buena actitud te ayudará a conseguirlo. Canta, pásatelo bien, rie o saca tu mejor sonrisa cuando alguien pase a tu lado. Un autostopista feliz consigue más viajes y a largas distancias, lo que al final servirá para realizar el trayecto que desea en menos tiempo. Llamar la atención con tu lenguaje corporal sirve para que los conductores se fijen más en ti.

Haz contacto visual con los conductores

Hacer autostop significa tener una conexión con la persona que conduce, convenciéndolo a el o ella de que pare para llevarte. La mejor forma para ello es que tengas por seguro que ven “el blanco de tus ojos”. No lleves puestas las gafas de sol y si vistes gorra o sombrero, que estos no tapen tu cara. Centra tu mirada y tu sonrisa a los coches que pasan cerca de ti. Si miras al paisaje o tienes la cabeza agachada, pasarán de largo sin darse cuenta de que estás ahí. Inténtalo con todos los que pasan y nunca te des por vencido, cuantas más opciones más posibilidades de tener éxito.

¿Sabías que las mujeres que conducen sienten debilidad por los ojos tiernos? ¡Practica tus mejores expresiones y tendrás más facilidades de conseguirlo!
Una buena conversación es clave

Uno de los principales quebraderos de cabeza que tiene el autostop es tener que hablar con incontables personas, hacerles sentir que no se equivocaron al llevarte con ellos, entrenerlos y pasar un buen rato. Muchos de ellos te recogeran porque en el pasado fueron autostopistas como tú, pero otros simplemente porque piensan que puedes ser una persona interesante, que les pueda proporcionan buena conversación. Hablar con ellos y mantenerlos interesados en lo que dices es un éxito para que el trayecto sea lo más largo posible y no se cansen de ti.

Controla la meterología

Si hace calor escoge un lugar que tenga sombra, sobre todo si vas a pasar allí muchas horas. Si llueve, es un factor positivo para que tengas éxito, pues si te ven con el paraguas levantado y soportando la pesada lluvia, se compadecerán mucho más de ti. Y más todavía en el caso de las tormentas, pues no permitirán que sufras ningún tipo de daño. Paradojicamente, una tormenta puede ser tu salvavidas para que tengas éxito haciendo autostop.
La ropa que llevas puesta

Aunque pueda parecer algo que no es importante, el tipo de ropa asi como el color es un factor que puede determinar tener éxito o no. Intenta llevar puestas prendas claras o brillantes e incluso aquellas con unas tonalidades muy llamativas y vivas. Los colores oscuros inspiran muy poca confianza hacia las demás personas. Por eso está practicamente prohibido llevar prendas negras, las cuales pueden retrasar mucho que puedas conseguir a alguien que te lleve. Trata de que estén lo más limpios posibles y que permitan ver tus brazos. Los conductores que se fijen en ti se sentirán menos amenazados si ven que no llevas nada oculto.

Carteles

Utilizar el pulgar o hacer un gesto con la mano puede servir para tener éxito haciendo autostop, pero en muchos casos, el uso de un cartel aumentará tu porcentaje de éxito. Sobre todo si te encuentras en una carretera que puede llevar a diferentes destinos. El conductor se sentirá más atraido a parar si ve que váis al mismo lugar. Con un cartel puedes pasar de ser irrelevante a ser el elegido para el viaje.

Si tu intención es realizar un trayecto largo, puede que lo mejor no sea poner el destino final, sino una ciudad intermedia que quede de camino. Muchos más conductores realizarán el trayecto corto que el más largo, asique las posibilidades son mayores.

Haz que el nombre se vea bien con letras grandes y legibles. Si además lo pones en la lengua del país donde te encuentres ganarás muchos puntos. Si tienes en mente realizar varios trayectos prueba con tinta que se pueda borrar, para volver a escribir el siguiente destino. Si el nombre no te entra por ser muy largo, no dudes en acortarlo o poner la abreviatura. Incluso las letras que llevan los coches en las matrículas son efectivas.

Siempre que puedas y el espacio te lo permita, añade un por favor en el idioma del país. Es una palabra que ayuda a conseguir el viaje. Es importante ser agradecido con todos aquellos que te ayudan.

Otros consejos de interés

Hemos visto los puntos más importantes para tener éxito haciendo autostop pero son recomendables algunas cosas más para que el viaje sea lo más seguro posible. Es importante llevar un pequeño botiquín con material de primera necesidad en caso de que se sufra algún indicente o accidente.

Si no confías en la persona que te lleva, no tengas miedo en decirle que no, o que pare y te deje salir. No es el caso habitual pero podrías encontrate con alguna persona así. También puedes anotar la matrícula y enviársela a algún amigo, así como llevar un pequeño spray dentro de tu chaqueta o mochila si sientes que puede existir una situación de peligro.

Cuando estés dentro del vehículo no te sientes ni hagas gestos como si estuvieses en tu propia casa. Sé correcto y educado y manten una postura normal. Y algo muy común: ¡Ni se te ocurra poner los pies en el salpicadero! ¡No es el sofá donde te relajas habitualmente!

Intenta evitar temas controvertidos que puedan crear malestar como la política o la religión. Lo mejor es tener un viaje lo más agradable posible y que ambos disfrutéis de la compañía.

Ten claro que has acordado correctamente donde te va a dejar el conductor. Siempre puedes pedirle que te acerque un poco más lejos, de forma educada. Aunque estate preparado para recibir un no por respuesta, la cual debes tomártela siempre de buena manera, dándole igualmente las gracias.

El autostop suele ser una actividad solitaria, pero si vas acompañado de alguien o en grupo, puede que lo mejor sea separaros, ya que no siempre tendrán espacio para llevaros a todos.

Furgonetas, caravanas y camiones son tu mejor opción pues siempre tienen más espacio para poder llevarte. En cualquier caso, ¡no dejes de probar con todos!

Compartir
Artículo anteriorGuía Para un Buen Hotel en Berlín
Artículo siguienteGuía para Viajar a Indonesia, Un Lugar Maravilloso
Viajar es una de mis grandes pasiones, la cual me permite conocer rincones del mundo inolvidables. Me gusta compartir experiencias y dar consejos para que tú también puedas hacerlo de la forma más económica posible.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here